Scroll Top

Suplementación con vitamina D

Suplementación con vitamina D

La vitamina D en realidad es una hormona que fabricamos en nuestro cuerpo de un modo muy complejo y que necesitamos de la luz solar (rayos UVA), la piel, el riñón, el hígado, etc. para producirla. 

Tipos de vitamina D

Existen 4 tipos de vitamina D. El ergocolecalciferol que es de origen vegetal y el colecalciferol que es de origen animal. Ambos son provitaminas D, es decir, al ingerirlas necesitan absorberse en el intestino, que la piel reciba rayos UVA y cuando lleguen al hígado, estas provitaminas se transformen en 25-hidroxicolecalciferol. La vitamina D que se encuentra en el hígado (25-hidroxicolecalciferol) todavía no es biológicamente activa. Necesita llegar al riñón y realizar una última transformación a 1,25-dihidroxicolecalciferol, que es la forma de vitamina D biológicamente activa. 

Veámoslo en un esquema.

Absorción de la Vitamina D en el cuerpo

Solo la forma biológicamente activa es útil. Las tres formas anteriores no son activas, por lo que no realizan ninguna función en nuestro cuerpo. Es decir, al cuerpo le hemos de dar 25-hidroxicolecalciferol para que el cuerpo lo modifique en el riñón generando la forma biológicamente activa. 

La suplementación siempre debe ser mediante supervisión médica, ya que la vitamina D no es una vitamina, sino una hormona.

La suplementación siempre debe ser mediante supervisión médica ya que, recordemos, la vitamina D no es una vitamina, es una hormona. No se puede suplementar alegremente sin supervisión. 

El modo de saber si necesitamos vitamina D es mediante un análisis de sangre, donde hay que medir los niveles de la 25-hidroxicolecalciferol, que es la vitamina D del hígado.

Niveles de vitamina D:

  • Intoxicación ≥  125 ng/ml
  • Exceso≥ 80 ng/ml
  • Óptimo40 – 80 ng/ml
  • Normal≥ 30 ng/ml
  • Insuficiencia20 – 30 ng/ml
  • Déficit10 -20 ng/ml
  • Déficit grave≤ 10 ng/ml

Déficit de Vitamina D

Las personas con riesgo de sufrir déficit de vitamina D son:

  • Niños en desarrollo: está implicada en la formación de huesos, sin vitamina D el calcio no puede hacer su función. 
  • Ancianos: salen menos al sol.
  • Mujeres mayores de 50 años: como la mayoría de hormonas, se producen cada vez menos con la edad. 
  • Personas con tratamientos de osteoporosis
  • Enfermos hepáticos: uno de los procesos de transformación de la vitamina D se da en el hígado, si este no funciona correctamente corren el riesgo de no poder fabricarla.
  • Personas con hígado graso no alcohólico.
  • Obesos: la grasa “secuestra” la vitamina D junto con las vitaminas A, K y E, que son vitaminas liposolubles. Por lo que, la vitamina D se acumula en la grasa y, por tanto, no puede hacer su función.
  • Ex obesos de cirugía variátrica que les han recortado el intestino: el primer paso en la transformación de la vitamina D que ingerimos es que se absorba en el intestino. En estas personas les han alterado la absorción intestinal. 
  • Pacientes poli medicados: su hígado y riñón van más saturados y tendrán más dificultades para transformar la vitamina D.
  • Infértiles: el déficit influye en la fertilidad.
  • Gestantes: imprescindible en la formación del feto y bebé.
  • Pieles negras, oscuras o muy bronceadas: tienen un enorme riesgo de padecer déficit de vitamina D. Su piel oscura les protege del sol para no quemarse pero reduce su capacidad de fabricar vitamina D, ya que reduce la absorción de rayos UVA.

¿Qué suplementación existe?

  1. Colecalciferol: es la forma prehepática, procedente de origen animal. Al ingerirla debe ser metabolizada en el hígado, lo que habrá que tener en cuenta si hay problemas hepáticos, si toman muchos medicamentos o si existe hígado graso no alcohólico. Se recomienda tomarla después de comer, ya que mejora su absorción al ingerirse junto a alimentos que contengan grasas saludables. 
  2. Calcifediol o Calcidiol: es la forma hepática, la 25-hidroxicolecalciferol. Esta no sobrecarga al hígado ya que no tiene influencia sobre él. Este se puede dar a enfermos hepáticos, con cirrosis o con hígado graso no alcohólico.
  3. Calcitriol: es la forma renal, la biológicamente activa. Esta opción requiere de muchas medidas médicas. El uso de calcitriol implica la regulación, por parte del médico, de la cantidad de calcio del organismo. Es un asunto que solo manejan los nefrólogos, que son los médicos del riñón. 

En una hipervitaminosis (intoxicación de vitamina D) se deben analizar los niveles de vitamina D y calcio. Si ambos son altos, se debe detener la suplementación.

La FarmacÉutica y nutricionista Laura Salud nos lo cuenta

Entradas relacionadas

Dejar un comentario


Para darte de alta y obtener tu
Tarjeta Cliente de Farmacia Salud
debes pasar por la farmacia.

Carrer Gran de Gràcia, 115,
08012 Barcelona

 

 

¡Abiertos los 365 días del año!

Ver dirección y contacto

24sábado
HoyCerrado
09:00 - 22:00
Mañana
09:00 - 22:00

Deberás pasar por la farmacia para obtener tu Tarjeta Cliente de Farmacia Salud.