Scroll Top

Relación intestino – cerebro

La relación entre el intestino y el cerebro
¿Te suena la expresión “cagarse de miedo”? ¿sentir mariposas en el estómago? o ¿comer sin tener hambre, comer por gula?

conexión entre lo que sentimos y EL aparato digestivo

La conexión entre lo que sentimos y nuestro aparato digestivo se conoce como los dos cerebros; el primero y más conocido, el que se encuentra dentro de nuestro cráneo y con el que “pensamos”; el segundo, y no menos importante, es el que se encuentra en nuestro aparato digestivo.

Ambos cerebros están conectados, es por eso que cuando tienes miedo o estás muy nervioso tienes diarrea, cuando te enamoras sientes nervios en el estómago o cuando tienes ansiedad o tristeza, no puedes para de comer.

El aparato digestivo ocupa 11 metros de largo, empieza en la boca y termina en el ano. Es lo que se conoce como segundo cerebro. Concretamente son las paredes digestivas lo que conforman este segundo cerebro y se conoce con el nombre de sistema nervioso entérico. Es un sistema nervioso puesto que se trata de una red extensísima de neuronas dentro de la pared del tubo digestivo.

Funciones principales del sistema nervioso entérico

✓  Controlar la motilidad gastrointestinal, es decir, controla el movimiento de todos los órganos que forman el aparato digestivo. Por ejemplo, el movimiento hacia adelante de los intestinos o la deglución.

✓  Coordina la absorción de nutrientes. Es quien dirige la degradación de nutrientes para su absorción y en el momento y lugar correctos.

✓  Coordina la secreción de fluidos. Ordena a los órganos implicados como estómago, páncreas o hígado la secreción de bilis u otras sustancias para la digestión.

✓  Permite la llegada de flujo sanguíneo intestinal, imprescindible para que todo funcione.

Las mujeres somos más propensas a somatizar y que las emociones nos afecten al estómago.

Te puede interesar la siguiente publicación: ¿Cómo saber si tengo sensibilidad o intolerancia al gluten?

Los órganos que forman el aparato digestivo están controlados por una serie de hormonas y neurotransmisores que hacen un perfecto equilibrio. Existen hormonas que secretan sustancias como ácido, pepsina o bilis y que aumentan la motilidad; y existen hormonas que reducen la producción de sustancias y disminuyen la motilidad.

Este equilibrio entre hormonas estimuladoras e inhibidoras son las que regulan el tracto digestivo. Por tanto, tenemos dos cerebros ambos controlados por redes neuronales y hormonales.

¿Qué mantiene conectados a los dos cerebros?

¡El nervio vago! Este nervio representa la “autopista” que conecta el sistema nervioso entérico (red neuronal de la pared digestiva) con el cerebro. Es decir, conecta el primer y el segundo cerebro. 

La relación entre el intestino y el cerebro - Nervio Vago

Y, por tanto, se refleja en:

✓  Dismotilidad del tracto gastrointestinal.

✓  Hipersensibilidad visceral, son personas que sienten dolor o hinchazón a los gases.

✓  Disconfort del alimento gástrico.

✓  Enlentecimiento del vaciado gástrico, que es la sensación de digestiones pesadas.

✓  Disritmias gástricas.

✓  Etc.

El tracto gastrointestinal esta muy influenciado por las emociones y de cómo nos enfrentamos a ellas.

La FarmacÉutica y nutricionista Laura Salud nos lo cuenta

Dejar un comentario


Para darte de alta y obtener tu
Tarjeta Cliente de Farmacia Salud
debes pasar por la farmacia.

Carrer Gran de Gràcia, 115,
08012 Barcelona

 

 

¡Abiertos los 365 días del año!

Ver dirección y contacto

24sábado
HoyCerrado
09:00 - 22:00
Mañana
09:00 - 22:00

Deberás pasar por la farmacia para obtener tu Tarjeta Cliente de Farmacia Salud.