Scroll Top

Lo que nadie te cuenta sobre el parto y el posparto

Lo que nadie te cuenta sobre el parto y el posparto

Durante el embarazo las mujeres nos sentimos felices de estar creando vida y observamos como nuestro cuerpo cambia y se prepara para el nacimiento. Muchas se enfocan en su cuidado durante la etapa gestante, pero pocas, programan y planifican el parto. Algunas, solo lo hacen en el momento en que se acerca ese momento.

Lo cierto es que existe el plan de parto y es un plan en el que tu decides como tener a tu bebé, eso ayuda a la madre a sentir que hace las cosas a su manera y a empoderarse de la situación. Eso sí, si las cosas se tuercen, son los médicos quienes toman el mando para evitar las posibles complicaciones que puedan surgir. 

Tras el parto comienza una nueva etapa en la que la mujer se recupera de los cambios fisiológicos ocurridos durante el embarazo y, además, deberá adaptarse a la nueva vida del bebé.

El Posparto

El posparto, o puerperio, es el periodo entre el final del parto hasta que el cuerpo de la mujer vuelve a su normalidad, es decir, a las características que tenía antes del embarazo. Ese periodo suele durar unas 6 semanas, es lo que se conoce como “cuarentena”. Este periodo se divide en 3 etapas:

  1. Puerperio inmediato: son las 24h posteriores al parto.
  2. Puerperio precoz: del día 2 hasta el día 10. En esta etapa se producen cambios involuntarios como la aparición de la leche materna.
  3. Puerperio tardío: del día 10 hasta los 40-45 días tras el parto. En este momento se restaura la menstruación, este proceso dependerá del tiempo de lactancia materna.

Durante estas 3 etapas se producen cambios en el organismo de la madre como:

  • Cambios hormonales: en las 48h posteriores al parto se elimina la placenta y se produce un descenso de estrógenos, progesterona y gonadotropina coriónica, hormonas que al descender facilitan que se genere prolactina, hormona necesaria para la producción de leche materna. 
  • Eliminación de líquidos: se eliminan aproximadamente 2L, acumulados en los tejidos durante el embarazo.
  • Pérdida de peso: se pierde alrededor de 5-6 kg como consecuencia de la involución del útero y otros órganos y la eliminación de líquidos.
  • Cambios hematológicos: se pierde gran cantidad de sangre durante el parto que puede provocar anemia. Además, puede haber riesgo tromboembólico que se agrava con el reposo durante la recuperación.
  • Cambios metabólicos: descienden los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa.

Cuidados posparto

Tras el alta hospitalaria, los cuidados deben orientarse a la prevención e identificación de complicaciones posparto.

Cuidados relacionados con la anestesia epidural

Entre los efectos secundarios destacar la reducción de la presión arterial, cefalea (dolor de cabeza intenso) y dificultad para orina y caminar. Si la cefalea persiste tras el parto, consultar con el médico.

Cuidados relacionados con las heridas y cicatrices

Es normal sentir dolor en la zona perianal, vaginal o en la herida de la cesárea. Se pueden tomar analgésicos como paracetamol o ibuprofeno ya que son seguros y combatibles con la lactancia, aplicar frio localizado en la zona perianal también es una opción.

La episiotomía es el corte en el periné para facilitar la salida del bebé, en ocasiones se produce de forma natural por desgarro. En estos casos los cuidados deben ser:

  • Mantener la zona lo más limpia y seca posible hasta que se caigan los puntos en unos 7-10 días.
  • Para aliviar el dolor, baños de asiento con agua tibia, asegurándose de secar la herida a toques y no por arrastre, para evitar tirar de los puntos.
  • No es necesario desinfectar la zona, tan solo lavarse diariamente con jabón adecuado y cambiar la compresa de algodón con frecuencia.

La cesárea es una incisión quirúrgica en el útero para extraer el feto. Los cuidados en estos casos deben ser:

  • Lavar la zona con agua y un jabón neutro (no es necesario ningún antiséptico)
  • Proteger la herida del roce de la ropa con apósitos hasta que se retiren los puntos. Es conveniente aplicar aceite de rosa mosqueta o siliconas que favorezcan la cicatrización, así como realizar una ingesta adecuada de proteínas.
  • Evitar esfuerzos físicos durante la recuperación, aunque se recomienda caminar para favorecer la circulación y el tránsito intestinal.
  • Al estornudar, sujetar el abdomen.

En ambos casos acudir al médico si se produce fiebre o supuración, dolor, calor e inflamación de la cicatriz.

Sangrado y secreciones

Tienen lugar después del parto hasta transcurridos 15 días, esto ocurre independientemente de si el parto ha sido natural o por cesárea, como resultado de la herida que queda en el útero.

Hemorroides

Son frecuentes al final del embarazo, debido al peso del bebé en el abdomen. También pueden aparecer o empeorar con el trabajo de parto. En estos casos se debe evitar el estreñimiento para lo que se aconseja caminar, consumir frutas y verduras, fibras naturales como salvado de avena y tomar abundantes líquidos. En los casos más graves tomar laxantes estimulantes u osmóticos.

Cansancio

Frecuente tras el parto.

Trastornos urinarios

La uretra se puede ver contraída debido al parto, la anestesia o al dolor perineal lo que favorece la incontinencia urinaria. En estos casos hay que rehabilitar el suelo pélvico.

Estado emocional

La tristeza, la irritabilidad y el mal humor son normales en los 10 primeros días. Si se prolongan más de 2 semanas consulta con un profesional sanitario.

Piel y cabello

Con la caída hormonal se produce una importante caída del cabello, normalmente se estabiliza a las 16 semanas. La piel se vuelve más seca y flácida, por lo que la hidratación será fundamental para recuperar la elasticidad. Las fajas posparto pueden ayudar a recuperar la distensión abdominal y a evitar la acumulación de líquidos.

Hipertensión arterial

La mayoría de mujeres que sufren hipertensión gestacional recuperan los valores normales en las primeras semanas tras el parto.

Recuerda que durante el embarazo y el posparto la alimentación juega a tu favor si consigues que sea variada y equilibrada. Toma alimentos ricos en hierro para prevenir anemias. Asegúrate de ingerir suficiente fibra y beber abundantes líquidos, evita las bebidas estimulantes y alcohólicas.

Dejar un comentario


Para darte de alta y obtener tu
Tarjeta Cliente de Farmacia Salud
debes pasar por la farmacia.

Carrer Gran de Gràcia, 115,
08012 Barcelona

 

 

¡Abiertos los 365 días del año!

Ver dirección y contacto

24sábado
HoyCerrado
09:00 - 22:00
Mañana
09:00 - 22:00

Deberás pasar por la farmacia para obtener tu Tarjeta Cliente de Farmacia Salud.