Scroll Top

Cómo recuperar la piel después del verano

Cómo recuperar la piel después del verano

Durante el verano nos exponemos al sol, vivimos días más largos, nuestra vida social se amplía, nos relajamos en vacaciones y nuestra piel luce fresca, luminosa, saludable, libre de imperfecciones y bonita. Es una época que nos solemos ver más guapas y relucientes.

Llegado septiembre esa actividad de playa y piscina suele disminuir con la vuelta al trabajo y los niños al colegio, además del descenso de las temperaturas. La vuelta a la rutina y el estrés del día a día no ayudan a mantener ese ánimo, piel y bienestar conseguido durante el verano. De hecho, los ánimos decaen y la piel empieza a cambiar a un aspecto más deteriorado.

El otoño está a la vuelta de la esquina y nos sometemos a examen. Con la llegada de esta estación podremos valorar los efectos del sol y otros hábitos inadecuados que hemos adoptado en verano y, saber si nos hemos cuidado correctamente.

A medida que el bronceado va desapareciendo, aumentan las consultas respecto al tono apagado de la piel. A muchas mujeres les afecta, ya que dejan de verse tan guapas y notan que su piel ya no tiene la luminosidad del verano. Es una piel más gris y opaca, además el tono no es uniforme.

A muchas, incluso les aparecen brotes de acné y manchas. Esto se debe a que al broncearnos la piel se engruesa y durante el verano los granos y las manchas quedan cubiertas por esa capa de piel engrosada. En cuanto empieza el otoño, esa piel engrosada se desprende generando piel muerta, ahí es cuando se observan las manchas nuevas, más grandes y/o más intensas y, aparecen los granos de acné que estaban ocultos. La piel muerta generada obstruye poros produciendo aun más acné y deja el tono grisáceo y apagado.

En las pieles más secas, además, notan un aumento de la deshidratación y un aspecto más áspero.

Todos ellos, deshidratación y arrugas, manchas, falta de luminosidad y acné son signos de fotoenvejecimiento.

Te puede interesar la siguiente publicación: Colágeno y Piel

Cuidados después del verano:

Volver a nuestros hábitos de vida saludables es un buen comienzo para detoxificar nuestro organismo y verlo reflejado en nuestra piel. Dentro de estos hábitos saludables destacar:

  • Alimentarnos de forma saludable
  • Realizar ejercicio físico regular. Si durante el verano no hemos practicado deporte o lo hemos hecho con menos frecuencia, empezar de forma suave sin forzar a nuestro cuerpo evitando posibles lesiones.
  • Dormir bien. Se aconseja dormir entre 7-8 horas al día.
  • Evitar o no beber alcohol
  • No fumar
  • Usar los productos cosméticos adecuados

Principios activos para recuperar nuestra piel

En esta época en la que nuestra piel se encuentra en un proceso de cambio notable, debemos adaptar nuestros productos cosméticos a las necesidades actuales.

Ciertos principios activos son de gran ayuda para recuperar nuestra piel y llevarla a su estado óptimo y saludable.

✔︎  Vitamina C

Es uno de los protagonistas y un gran aliado para nuestra piel. Es un principio activo que se puede usar todo el año y que en esta época será aún más útil.

Está considerado uno de los antioxidantes más potentes frente al daño y al envejecimiento prematuro ocasionado por la exposición solar, el estrés y la polución. Además de reparar la piel, su efecto antiarrugas lo consigue mediante la síntesis de colágeno y elastina, proteínas indispensables para tener la piel firme y elástica. Por otro lado, la piel recupera su brillo gracias a su efecto exfoliante.

Por tanto, la vitamina C tiene triple acción antioxidante, antiarrugas e iluminador unificando el tono de la piel.

 

✔︎  Ácido retinoico

Este compuesto es vitamina A pura en forma de activo cosmético, forma parte de la familia de activos considerados retinoides. El ácido retinoico es cien veces más efectivo que el retinol, pero irrita mucho más por lo que hay que tener cuidado en su uso. Si tu piel es de las que no tolera bien el ácido retinoico, siempre puedes usar retinol para conseguir efectos similares.

Tanto el retinol como el ácido retinoico son activos muy utilizados en tratamientos para el acné debido a su gran capacidad de renovar la piel. Este efecto renovador hace que sea muy potente en el tratamiento de las arrugas, las manchas y la falta de luminosidad.

 Hace desaparecer rápidamente la piel muerta, dejando libre la piel nueva más luminosa.

 

✔︎  Ácido ferúlico

Es un principio activo que actúa sobre la producción de melanina responsable del oscurecimiento de la piel y las manchas. Tiene efecto antioxidante debido a que neutralizan los radicales libres responsables de que nuestras células envejezcan. También evita la oxidación de la piel protegiendo las células de la dermis y potenciando su regeneración.

 

✔︎  Resveratrol

Es la molécula de la eterna juventud. No solo podemos ingerirla a través de alimentos como la uva, sino que también lo podemos aplicar en nuestra piel mediante el uso de cosméticos.

Es un antiarrugas natural que potencia las fibras de colágeno que son las encargadas de mantener nuestra piel lisa. Aunque su efecto más conocido y potente es el de ser un gran antioxidante, así que no solo retrasará la aparición de arrugas, sino que también reparará y desinflamará la piel de la acción dañina del sol.

 

✔︎  Alfahidroxiácidos (AHA)

Estos ácidos exfolian la piel, eliminan células muertas y proporcionan una dermis renovada.

Existen distintos alfahidroxiácidos (AHA), el más popular es el ácido glicólico, pero también existen otros menos conocidos como el ácido cítrico, ácido láctico, ácido azelaico, ácido málico, ácido mandélico y ácido tartárico.

Dependiendo de su % de concentración y su pH serán mejor o peor tolerados, todos ellos deben aplicarse de noche evitando el contacto con los ojos y labios.

Sus beneficios son múltiples ya que son útiles en la mayoría de problemas cutáneos como acné, manchas, luminosidad, sequedad y arrugas.

Diversos estudios han demostrado que la combinación de varios de estos principios activos produce una acción sinérgica. Por ejemplo, el ácido ferúlico formulado junto con la vitamina C potencian su acción antioxidante. Juntos son más fuertes.

Si eres de las que después del verano notas que tu piel no es la misma, ahora ya sabes lo que debes hacer. En farmacia Salud te podemos asesorar y ayudar a escoger el producto o principio activos que más se adapte a tus necesidades.

La FarmacÉutica y nutricionista Laura Salud nos lo cuenta

Entradas relacionadas

Dejar un comentario


Para darte de alta y obtener tu
Tarjeta Cliente de Farmacia Salud
debes pasar por la farmacia.

Carrer Gran de Gràcia, 115,
08012 Barcelona

 

 

¡Abiertos los 365 días del año!

Ver dirección y contacto

21domingo
HoyCerrado
09:00 - 22:00
Mañana
08:00 - 22:00

Deberás pasar por la farmacia para obtener tu Tarjeta Cliente de Farmacia Salud.